Save the Children abre un espacio para que Colombia ratifique la Declaración de Escuelas Seguras y se comprometa con la educación

  • El impacto de los conflictos armados sobre la educación plantea retos de emergencia humanitaria y desarrollo, así como también grandes desafíos sociales. En todo el mundo se han bombardeado e incendiado escuelas y universidades y los niños, los estudiantes y los profesores e investigadores han sido víctimas de asesinatos, mutilaciones, secuestros o detenciones arbitrarias”. Declaración de Escuelas Seguras.
  • La Declaración de Escuelas Seguras ha sido suscrita por 80 países hasta el momento, sin embargo, dentro de esta lista aún no está Colombia.
  • Save the Children realiza el piloto del proyecto Escuelas como Zonas de Paz (financiado por el gobierno noruego) en Arauca.
  • Estudiantes y docentes participantes del proyecto, asistirán este 11 de diciembre al foro: Escuelas como Zonas de Paz, para exponer al gobierno las necesidades de las escuelas que están expuestas a ser víctimas de hechos relacionados con el conflicto armado.
  • Zama Neff directora ejecutiva de la división de derechos del niño en Human Rigths Watch, hablará en este foro sobre las consecuencias de la guerra y el conflicto armado en los niños y niñas, incluyendo el acceso a la educación.

Bogotá, 05 de diciembre. La educación como uno de los Derechos Humanos fundamentales articula de manera esencial la vida de las personas, así como el crecimiento y el desarrollo sostenible de los países. De esta manera, es responsabilidad del Estado, la familia y la sociedad garantizar integralmente que los niños y las niñas accedan, permanezcan y se formen en un sistema educativo incluyente y de calidad, en el que se garantice además la protección física y emocional de los estudiantes, los docentes y de la comunidad en general. Sin embargo, en ocasiones esta labor se dificulta debido a los factores de riesgo a los que se encuentran expuestas las instituciones educativas, como por ejemplo, incidentes en los que se convierten en objetivos de ataques directos o indirectos provenientes del conflicto armado.

Es por esta razón que Save the Children busca, a través del proyecto Escuelas como Zonas de Paz – SZOP (por sus siglas en inglés), fortalecer las capacidades de la comunidad educativa, incluyendo niños, niñas, adolescentes y autoridades locales para identificar y mitigar los riesgos asociados al conflicto armado. De esta manera se pretende promover la garantía del derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes en situaciones de crisis.

Esta iniciativa global, que ya fue implementada en dos escuelas de Arauca, pretende motivar a los tomadores de decisiones y diferentes organizaciones a implementar los compromisos asumidos al adoptar la Declaración sobre Escuelas Seguras.

Ver Reportaje Completo