Es Noticia Reportajes — 01 febrero 2013

LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ NO SON NEGOCIABLES

Violación al Derecho Internacional Humanitario

  • Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, tener una familia y no ser separados de ella. Serán protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos[1].
  • “Con o sin proceso de paz, nuestro trabajo se enfoca en la prevención del reclutamiento forzado y en mantener el bienestar de la infancia y la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes”, ICBF.

Bogotá, D.C. 31 de Enero de 2013. Teniendo en cuenta que la niñez colombiana se ha visto perjudicada drásticamente por los más de 50 años de conflicto armado interno en el país, es necesario preguntarse qué se está haciendo hoy por defender los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes en las mesas de diálogos de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc.

Un claro ejemplo del impacto que la guerra ha tenido en la sociedad colombiana es que desde la Independencia de la Nación los menores de edad han tenido participación en hechos violentos, sin tener la capacidad de incidir en estos, ya que hacen parte de un fenómeno ajeno a ellos. 

Es el caso del niño soldado, Pedro Pascacio Martínez, quien entró al Ejército Libertador en el Batallón Rifles, participó en las Batallas del Pantano de Vargas y del Puente de Boyacá y colaboró directamente en el cuidado de los caballos de Simón Bolívar en 1819, con apenas 12 años de edad.

El papel de la niñez en los diálogos de paz: víctimas

Los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc se han basado en cinco temáticas principalmente: el desarrollo rural y su ruta para la recuperación económica; garantías de expresión para la oposición y surgimiento de nuevos movimientos políticos; abandono de las armas y reincorporación civil; solución al problema de las drogas ilícitas y la reparación integral a las víctimas.

La niñez no aparece en ninguna de las cinco temáticas de la agenda de negociación. Sin embargo, Ernesto Borda, analista político y experto en derechos humanos, manifiesta que esto no significa que el asunto de la niñez esté rezagado, “Simplemente que para las dos partes este no es un tema vital que lleve al fin del conflicto, pero cuando se amplíe la agenda hacia los temas estructurales de la sociedad seguramente la niñez surgirá con fuerza”, explica.

Para Adriana González, Subdirectora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, la problemática de la niñez en el marco de los diálogos de paz no se está tratando explícitamente, “Posiblemente se va a abordar dentro del tema de la reparación integral a las víctimas del conflicto armado, teniendo en cuenta que es una población que necesita protección especial”,  agregando, que en ese momento el ICBF le brindará toda la asesoría al Gobierno si así lo requiere.

Adicional a esto, Borda es enfático al mencionar que los problemas de los niños, las niñas y los adolescentes no pueden estar condicionados al éxito o fracaso del proceso de negociación, “El tema de la atención de la infancia en el país es una obligación de Estado, con o sin conflicto, con o sin grupos armados ilegales, y es una agenda nacional de la democracia que el país debe atender y que la población colombiana debe exigirle al Estado y a sus instituciones”, asegura.

Para Juan Manuel Luna, Coordinador del Programa de Atención a niños, niñas y adolescentes de la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, es necesario analizar la situación de los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en el grupo armado y la entrega de ellos al Estado colombiano para garantizar su protección y reparación integral. De igual manera, se debe acordar la suspensión inmediata del reclutamiento de menores de edad y el respeto por el  Derecho Internacional Humanitario.

Una realidad reflejada en cifras

Según Diego Molano, Director General del ICBF, desde el año 1999 hasta el 2012, el programa especial para niños desvinculados de los grupos armados ilegales del Instituto ha atendido a 5.037 niños, niñas y adolescentes, brindándoles protección para reconstruir sus proyectos de vida y reintegrarse a la sociedad.

Hasta el 30 de junio de 2012, el total de niñas desvinculadas correspondía al 28%, mientras que el de los niños era del 72%. Del mismo modo, el 58,8% fue reclutado por las FARC, el 21,3% por las desmovilizadas AUC y el 14,8% por la guerrilla del ELN. Adicional a esto, el 83% de los niños, niñas y adolescentes desvinculados se escaparon de los grupos armados ilegales y el 17% fueron rescatados.

En el mismo periodo se registró que los departamentos con alto índice de reclutamiento fueron: Antioquia (11%), Meta (6,7%), Caquetá (6,1%), Tolima (5,4%) y Cauca (5,2%).

De acuerdo con el último informe del ICBF sobre niños, niñas y adolescentes desvinculados, el 68% tenía algún grado de primaria, el 4,6% ninguna escolaridad y el 26,7% había cursado algún año de bachillerato. Lo interesante es que el 25% indicó que lo que se enseñaba en la escuela no lo entendían y que además allí no había espacios recreativos ni para acceder al derecho del juego.

 “Que nos quiten la etiqueta”: la desvinculación deja una huella difícil de borrar

Además del reto que tiene el Gobierno Nacional con el sistema educativo, el cual necesita fortalecerse y convertirse en un espacio inclusivo donde los niños, las niñas y los adolescentes encuentren oportunidades de crecimiento personal, aprendizaje y diversión, el otro desafío fundamental que enfrenta el Estado es poder brindarle oportunidades laborales a todos los desvinculados para que puedan rehacer sus vidas y no se conviertan en reincidentes.  

“Cuando uno se desvincula debería tener la oportunidad de escoger una carrera y que el Estado lo apoye. También hay que llamar la atención de los empresarios grandes, porque no nos quitan la etiqueta y no nos dan oportunidades de trabajar. Si nos desvinculamos es porque queremos una mejor vida, uno tiene sus hijos y no quiere que les pase lo mismo”,  dice Esperanza, una mujer que pasó 4 años de su niñez en las filas de la guerrilla, reflexionando acerca del papel de los padres y de la familia por el cuidado de los niños “Siempre están solos en las calles, como abandonados y no todo es responsabilidad del Estado. Los padres tienen que ser responsables”.

Así mismo, Juan Manuel Luna de la OIM, reitera que los fenómenos del conflicto armado que más afectan a la niñez y la adolescencia son: el reclutamiento forzado, el abuso sexual, el maltrato, la incorporación a grupos al margen de la ley y el desplazamiento, situaciones que deben convertirse en una prioridad tanto para el Estado como para la sociedad. 

Para la Subdirectora General del ICBF, Adriana González, el principal reto es continuar vigilantes por mantener el bienestar de la infancia y la defensa de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, con o sin proceso de paz. “Seguiremos trabajando en líneas de prevención de reclutamiento forzado y seguimos modificando, atendiendo y mejorando nuestra propuesta de atención a niños desvinculados, indistintamente de lo que suceda en el marco del proceso de paz. No hemos parado, no hemos frenado, sino seguimos adelante como parte del Estado colombiano”, enfatiza.

En este sentido, Ernesto Borda asegura que el reto es el de “Proteger a la niñez, salvaguardar el derecho de los ciudadanos y de las generaciones futuras por encima de cualquier cosa. Además, el Estado debe continuar trabajando en ocupar y atender todo el territorio nacional, sobre todo en las periferias del país, en donde no se ha desplegado su atención especial y tampoco se ha logrado resolver las vulnerabilidades que originaron la violencia”.

Siendo la niñez una obligación y una responsabilidad de todos, surge la inquietud de si estamos dispuestos a recibir, acoger y extenderle la mano a todas las personas desvinculadas del conflicto, en especial a los niños, las niñas y los adolescentes, ofreciéndoles un ambiente donde puedan reincorporarse cultural y afectivamente a la sociedad.

De igual forma, es necesario hacer un llamado a las instituciones del Estado para que se fortalezcan en la aplicación de los programas y las políticas que benefician a las personas desvinculadas, en espera de una exitosa negociación y posterior fin del conflicto.

 

Mayor información

 

Fuentes de Consulta:

Juan Manuel Luna

Coordinador del Programa de Atención a niños, niñas y adolescentes

Organización Internacional para las Migraciones (OIM)

Comunicarse con Jorge Gallo, en prensa:

Teléfono: 639 7777 Ext. 1219

E-mail:jgallo@iom.int

Adriana González

Subdirectora General

Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, (ICBF).

Comunicarse con Alexandra farfán, en prensa:

Móvil: (57) 3103018159

E-mail: Alexandra.Farfan@icbf.gov.co

Ernesto Borda

Analista político y experto en derechos humanos

Móvil: (57) 3102926035

Información para periodistas:

Vanessa Acevedo Becerra

Periodista

Agencia PANDI

Tel: (57+1) 6143429 – Móvil: (57) 3204454016



  • ·        [1] Constitución Política de Colombia, Artículo 44: Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión. Serán protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos. Gozarán también de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia. La familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos. Cualquier persona puede exigir de la autoridad competente su cumplimiento y la sanción de los infractores. Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás.

 

Share

About Author

admin

(0) Readers Comments

Comments are closed.